Por lo general, llevar una vida sana es algo complicado debido a que muchas veces tenemos que establecer reglas o sacrificar algunas cosas para poder cumplir el objetivo.

No todas estamos dispuestas a asumir ese reto, pero te diré que no hay nada más importante que tu salud y la manera en como llevas tu vida, recuerda que depende únicamente de nosotras cuidar nuestra alimentación, cuerpo y estado de ánimo. Es un compromiso que debemos asumir con nosotras mismas con mucho cariño y amor para estar bien todos los días, ya que como bien dicen “el cuerpo es el templo del alma”, por eso debemos tener un equilibrio saludable para vivir felices.

Llevar una vida sana se fundamenta en tres pilares básicos: alimentación, ejercicios y descanso. Existen algunos hábitos o cosas por hacer para empezar una vida sana. Muchas veces existe la intención de llevar una vida sana, pero no sabemos por dónde empezar. Cambiando o adquiriendo nuevos hábitos podemos lograr una vida bastante saludable. Sólo hay que proponernoslo y ser constante.

¿Quieres llevar una vida saludable?, aquí te ayudaremos con algunas recomendaciones para mejorar tu estilo de vida.

  • MODIFICA TU LISTA DE COMPRAS

    saludable

Esto es fundamental para comenzar a mejorar tu alimentación. Una buena dieta se comienza haciendo una compra saludable. Céntrate en productos frescos y evita los alimentos procesados. La mayor parte de los alimentos deben ser frutas, verduras y hortalizas, sin olvidarnos de la carne y pescado.

Una alimentación bien cuidada te asegura una vida larga y saludable, no hay excusa para dejar de hacerlo recuerda que es por tu bien.

  • APRENDE A COCINAR

    COCINAR

Es el segundo paso para empezar a comer bien. Si no sabemos cocinar, seguramente acabaremos comiendo cualquier cosa que nos encontremos. Dominar las técnicas culinarias como el cocinado a vapor, a la plancha o el horno, va ha ser fundamental para hacer mas sana nuestra dieta. Saber cocinar ahorra calorías y mejora el sabor de nuestra lista de compras.

No hay nada mejor que el sabor de casa, la comida siempre es más sabrosa cuando se hace con cariño y más aun si es con la finalidad de cuidar nuestra salud.

  • BEBE AGUA Y LIMITA EL CONSUMO DE REFRESCOS Y ALCOHOL

    AGUA

El agua debe ser la bebida principal y los refrescos o alcohol bebidas esporádicas, debemos crearnos un hábito de forma puntual con el agua durante el día. Si podemos lograr eso tendremos mucho campo ganado en cuanto a nuestra salud.

Recuerda que beber agua es muy importante ya que nos purifica y limpia constantemente, la cantidad necesaria varía en cada persona de acuerdo a su talla y peso según los investigadores el promedio es 35 mililitros por kilo de peso.

 

FRUTAS, VERDURAS Y HORTALIZAS NO DEBEN FALTAR

verduras

No podemos pasar ni un solo día sin tomar alimentos de estos grupos. Son los que nos van a proporcionar gran parte de las vitaminas, minerales y fibra, nutrientes fundamentales para el desarrollo del organismo. Intenta que en cualquier comida principal haya al menos un alimento de cada grupo.

La importancia de las verduras es justamente evitar el exceso de colesterol y grasas que puedan acumularse en tu cuerpo, por otro lado las frutas nos brindaran energía y en la mayoría de casos fibra muy importante para nuestro cuerpo.

  • HAZ EJERCICIO A DIARIO

    EJERCICIO

Es otro de los pilares fundamentales para llevar una vida sana. Aquí lo principal es escoger un deporte que te motive y te guste para poder realizarlo a diario. Unos 30 minutos diarios de actividad física suponen un empujón enorme a tu salud. Y si un día no tienes tiempo, haz aunque sea 15 minutos de trote o ejercicios en casa. Todo vale.

Como bien mencionábamos en una publicación anterior existen varios deportes ideales para la mujer  que se pueden acomodar a lo que nos agrada, lo importante es tener decisión y ser constante.

  • OLVÍDATE DEL SEDENTARISMO

    SEDENTARÍSMO

Subir las escaleras, ir al trabajo andando en bicicleta, no pasarnos más de treinta minutos en el sofá. Son pequeños gestos de la vida diaria que nos hacen menos sedentarios y más saludables. Evita todo lo que sea estar sentado sin hacer nada y sal a la calle a moverte.

Si bien es cierto que antes era mas fácil ser menos sedentario debido a la poca tecnología que existía en aquellos tiempos, los procesos requerían que estemos en constante movimiento, lo cual hoy en día casi no se da, pero depende de uno mismo hacer algo para cambiar los hábitos “fuerza de voluntad”.

 

  • REDUCE EL ESTRÉS EN TU VIDA

ESTRES

Este es uno de los aspectos mas descuidados y que no solemos tomar en cuenta. Intenta reducir al mínimo tu nivel de estrés, que sobre todo suele darse en el trabajo. Un exceso de estrés nos lleva al cansancio crónico y a no ser felices, algo muy importante si queremos tener una vida saludable.

La tranquilidad la debemos llevar a todos lados, respirar y tomarnos un tiempo es fundamental si se suscita una situación adversa, recuerda que nada es más importante que tu estado de ánimo.

  • MEJORA TUS HÁBITOS DE DESCANSO

    DORMIR

Un horario  de descanso regular puede ayudarnos mucho a recuperarnos del cansancio del día anterior. Un buen colchón, un ambiente óptimo de descanso y dormir 7 a 8 horas, encontrando nuestro horario de sueño, te ayudara a dormir mejor. Evita acostarte viendo el teléfono o la televisión, son estímulos que entorpecen el sueño.

Disfruta de ese momento ya que es muy importante para recuperar fuerzas, recuerda que empezar un día habiendo descansado perfectamente a menudo te hará mas feliz y tu salud mejorará enormemente.

  • LIMITA EL CONSUMO DE SAL Y AZÚCAR

    SAL

Ambos suelen estar muy presentes en la dieta. Hace poco la OMS disminuyó las recomendaciones de azúcar en la dieta. Para esto es muy importante conocer los alimentos, leer su etiquetado nutricional y saber qué cantidades de azúcar y sal comemos a diario. Un exceso de sal alimenta los procesos hipertensivos.

Recuerda comer bajo de sal y azúcar para evitar futuras enfermedades tu salud está primero que todo, cuídate y ten conciencia antes de consumir algún alimento que sabes que contiene bastante de estos ingredientes.

Espero que tomes en cuenta a estos pequeños hábitos que te mostramos y puedas llegar a tenes una vida saludable.

¿Y tu estás dispuesta?