El tiempo avanza y junto con el la edad tampoco se detiene, es así que llegamos a un punto en el cual nuestro cuerpo empieza a cambiar y no sólo eso, sino que nuestra piel se ve afectada empezando a notarse el paso de los años en ella, ¿quién no quisiera verse joven todo el tiempo?, ese el el sueño que anhelamos todos y con más frecuencia nosotras, las mujeres. Entre los veintitantos y los treintaitantos suelen aparecer las primeras arrugas en el rostro: en la frente, debajo de los ojos, encima de los labios, en los laterales, etc. Empiezan discretamente pero cuesta aceptar que nos están saliendo las primeras arrugas, especialmente porque todavía somos jóvenes.

Para evitar las arrugas deberíamos hidratarnos , tanto por dentro como por fuera, evitar exponernos al sol y cuidar nuestra alimentación. Una sesión de gimnasia facial también ayudará a retrasarlas. En esta oportunidad compartiremos algunos consejos fundamentales para prevenir y combatir las primeras arrugas, para lucir un rostro joven y radiante por más tiempo.

Realiza masajes en tu rostro


A menudo nuestro rostro sufre de tensiones diarias, consecuencia del estrés, el exceso de trabajo, las preocupaciones, los disgustos, las discusiones, etc. Del mismo modo que padecemos contracturas en la espalda o dolores en las articulaciones, también los músculos de nuestro rostro se ponen rígidos. Esto, a la larga, causa la aparición de las primeras arrugas. Por ejemplo, quienes suelen estar con el ceño fruncido pueden ver aparecer arrugas prematuras en el entrecejo. Por eso es importante darnos cuenta de esos gestos que hacemos habitualmente para dejar de hacerlos.

Por si no nos hemos dado cuenta , cada noche podemos realizarnos un auto masaje en la cara y en el cuello, con suavidad pero con firmeza:

  • Alizamiento en la frente.
  • Masaje alrededor de los ojos con suavidad.
  • La punta de la nariz.
  • Los labios, y también encima y debajo de ellos.
  • Círculos en las mejillas.

Haz muecas


 

Una manera muy divertida de evitar las arrugas que aparecen por culpa de los gestos que repetimos cada día es precisamente dedicar unos instantes en diferentes momentos del día,  justo cuando notemos esos gestos u otras tensiones en la cara (los ojos, la mandíbula,etc.), para realizar todo tipo de muecas. Basta con aprovechar unos minutos que vayamos al servicio para hacer como si fuéramos niños y realizar con la cara todas las muecas que se nos ocurran. Por ejemplo:

  • Abrir y mover la boca, sacando la lengua.
  • Abrir y cerrar los ojos, mirar hacia todos los lados.
  • Hinchar las mejillas.
  • Mover la lengua por dentro de la boca.
  • Mover la nariz.
  • Arrugar y relajar la frente.

Lejos de hacernos arrugas, este sencillo y divertido ejercicio nos relajará la cara de inmediato. Incluso lucirá relajada y sonrojada al momento.

Nútrete con aceites


 

Las arrugas aparecen en pieles desnutridas, a las cuales les faltan vitaminas y minerales. Aunque éstos los conseguiremos con una buena alimentación, desde fuera también podemos aportar muchos nutrientes aplicando los hidratantes más naturales y efectivos que tenemos: los aceites vegetales. Según nuestra piel elegiremos unos u otros. Recomendamos algunos de los más conocidos.

  • Para pieles grasas: Aceite de coco.
  • Para pieles mixtas: Aceite de jojoba.
  • Para pieles secas y maduras: Aceite de Rosa Mosqueta.

Podemos aprovechar y darnos el masaje facial que comentábamos con estos aceites, para que la piel los absorba bien y de paso relajemos completamente nuestro rostro.

Protégete del sol


El sol de primera o última hora, tomado a ratitos, es muy beneficioso para nuestro cutis y nuestra salud en general. El problema es que solemos tomarlo agresivamente, las horas de más radiación y demasiado tiempo seguido. En estos casos protegeremos siempre nuestra cara con un gorro y la protección solar adecuada. Las pieles que han abusado del sol tienen un bronceado que no es bonito y además suelen verse apagadas, desvitalizadas.

 

Hidrátate 


La piel se deshidrata , y de hecho es una de las cosas que más notamos si bebamos más o menos agua. Lo ideal sería beber entre litro y medio y dos litros de agua diariamente, pero siempre fuera de las comidas, ya que sino no cuenta y además podría dificultar la digestión. Si lo hacemos podemos notar grandes cambios en poco tiempo. Recuerda lo importante que es el agua para nuestra vida, dale prioridad y haz que se vuelva un hábito para mejorar tu salud.

Cuídate por dentro


Una de las cosas más importantes para tener una piel mas fuerte y libre de arrugas es la alimentación, ya que nutre nuestra piel desde adentro, por más que usemos cualquier tipo de cosméticos tu piel estará más protegida.

Debemos tener en cuenta que hay alimentos que nos desnutren y que deberíamos reducir lo máximo posible:

  • Azúcares y edulcorantes.
  • Fritos y aceites refinados.
  • Harinas refinadas.
  • Aditivos artificiales.
  • Carne roja y embutidos.

En cambio aumentaremos el consumo de los siguientes alimentos:

  • Aceites vegetales de primera presión en frío: oliva, coco, lino, germen de trigo, sésamo.
  • Frutas y verduras crudas (ensaladas y jugos) y también es recomendable comerlas cocidas.
  • Cereal integral.
  • Legumbres.
  • Frutos secos y semillas.
  • Carne, pescado y huevo de buena calidad.

Ten un buen descanso


Asegúrate de que cada noche puedas dormir la cantidad de tiempo adecuada. Si no lo haces, se produce un exceso de una hormona conocida como cortisol, y esta a su vez descompone tus células. Si duermes el tiempo suficiente, tu cuerpo producirá más hormonas de crecimiento y, esta a su vez ayudará a que tu piel sea gruesa y siga teniendo elasticidad.

No laves tu cara demasiado


 

Lavarte la cara con agua del caño podría remover los aceites naturales que te ayudan a proteger tu piel de los problemas cutáneos y prevenir las arrugas. Si lavas tu cara con mucha frecuencia, estarás quitando estos aceites y barreras naturales protectoras de tu piel.

Deja de fumar


Tal vez no sabes que fumar puede causar arrugas, y que incluso estar cerca de personas fumadoras también podría causar arrugas, por lo tanto: Si tu esposo o compañero fuma, pídele que fume fuera de la casa, y también trata de mantenerte alejada de aquellos lugares donde haya fumadores.

También puede interesarte:

Labios bonitos.

Cejas perfectas

Trucos para maquillar tus ojos