Muchas veces no sabemos que hacer en nuestro tiempo libre, si bien es cierto el trabajo y las responsabilidades que llevamos a diario consumen todo nuestro tiempo, esto muchas veces puede llevar a estresarnos o a modificar nuestro estado de ánimo, es por eso que te recomendamos darte un momento para realizar algún pasatiempo y despejar tu mente de todas las cargas que llevas contigo.

No siempre es bueno abrumarte de tanto trabajo o presionarte demasiado cada día, esto puede afectarte demasiado e incluso puede afectar también tu relación con amigos, familia y gente del trabajo, sin dejar de decir también que en los últimos tiempos es mayor el porcentaje de gente que sufre de estrés o depresiones muy altas. Esto se debe a que no encuentran o disponen de un momento de relajación que es sumamente importante para que puedas ser feliz y llevar una vida tranquila.

Recuerda que tu tranquilidad no depende de nadie más que de ti. Haz el intento y crea un hábito de pasatiempo en algún momento del día y no te preocupes si no sabes cual elegir aquí te mostraremos algunas opciones que pueden ser muy recomendables.


Tocar un instrumento musical


Tocar música te ayuda a desarrollar la creatividad, las habilidades analíticas, el lenguaje, las matemáticas, las actividades motoras finas y más. Aunque estas son grandes ventajas, algunas personas afirman que los deportes en equipo tienen los mismos efectos. Sin embargo, además de eso, tocar instrumentos musicales ayuda a fortalecer el cuerpo calloso, que conecta los hemisferios del cerebro, mediante la creación de conexiones .

Un cuerpo calloso fortalecido ayuda a mejorar las habilidades ejecutoras, la memoria, la resolución de problemas y el funcionamiento del cerebro en general, sin importar la edad.

Además mediante la música podemos experimentar sensaciones de relajación y pasar un momento muy divertido.


Leer algún libro


Ya sea que estés disfrutando de Game of Thrones, Harry Potter o la última edición de Wall street journal, estas recibiendo los beneficios de leer. Leer reduce el estrés, lo cual hace que te sientas mejor contigo mismo, e incrementa los tres tipos de inteligencia: cristalizada fluida y emocional. eso a su vez ayuda con la resolución de problemas, conjugando las piezas del conocimiento para navegar mejor por la vida diaria. Asimismo, leer ayuda a detectar patrones, entender mejor los procesos, interpretar de manera precisa los sentimientos de las demás personas y responder a ellos.

Además mediante la lectura podemos abandonar por momentos el mundo que nos rodea para dejar que nuestra creatividad nos haga experimentar nuevas sensaciones y conocer nuevos lugares que sólo estarán dentro de nuestra mente.


Hacer ejercicios 


El ejercicio ocasional no es suficiente. El ejercicio frecuente es mucho más efectivo que las rutinas intensas que se realizan de manera esporádica. Cuando te ejercitas con regularidad tus células se inundan con BDNF, una proteína que ayuda con la memoria, el aprendizaje, la concentración y el entendimiento. A esto también se le conoce como agudeza mental.

Algunos especialistas creen que sentarse durante periodos prolongados tiene el efecto contrario, y que impide que nuestro cerebro trabaje tan bien como podría.

Ademas que el ejercicio es parte fundamental para llevar una vida saludable y es el que nos dará la resistencia necesaria para aguantar un día con menos esfuerzo y a su vez nos hará vernos bien, como también mejorara nuestro estado de ánimo.


Aprende un idioma


Olvídate de resolver crucigramas para mejorar tu memoria y mejor aprende un idioma nuevo. Diversos estudios han demostrado que las personas bilingües son mejores a la hora de resolver problemas que aquellas personas que hablan únicamente un idioma. Aprender un idioma nuevo permite que tu cerebro realice mejor las tareas demandantes. Esto incluye habilidades ejecutorias básicas, como planear resolver problemas.

Además, hablar por lo menos dos idiomas afecta de manera positiva tu habilidad para monitorear  tu entorno y enfocar tu atención en los procesos.  A muchas personas se les dice que, como los ejecutivos hablan varios idiomas, deberían aprender inglés o francés si quieren escalar puestos. Sin embargo, es al revés: aprender un idioma nuevo podría ser el último eslabón faltante para que el cerebro esté listo para un puesto ejecutivo.

Aprender un idioma nuevo potenciará en gran medida tus habilidades para poder socializar con otras personas, además que resulta ser muy divertido y relajante poder aprender algo nuevo que encima te ayudará en la vida diaria.


Pon a prueba tu cerebro


El Sudoku, los rompecabezas, los acertijos, los juegos de mesa, videojuegos, juegos de cartas y actividades similares incrementan la neuroplasticidad. Esto engloba una gran variedad de cambios en los caminos neurales y las sinapsis, que determinan, en términos básicos, la capacidad del cerebro de reorganizarse a sí mismo. Cuando las células nerviosas responden de maneras nuevas, la neuroplasticidad se incrementa. Esto aumenta nuestra habilidad de ver las cosas desde diferentes perspectivas, así como de entender las causas y los efectos de los comportamientos y emociones.

De acuerdo con diversos estudios, la neuroplasticidad hace que las personas sean menos propensas a sufrir ansiedad y depresión, y más propensas a aprender cosas rápidamente y memorizar mejor.

Siempre es necesario ejercitar a nuestro cerebro, mantenerlo en constante actividad es necesario, conforme practique más de este tipo de pasatiempos, tu cerebro aprenderá a reaccionar mas veloz y mejoraras el proceso de tus actividades a diario.


Meditar


En 1992 el Dalai Lama invitó al científico Richard Davidson a estudiar sus ondas cerebrales  mientras meditaban, para descubrir si éstas caminaban. Cuando él y otros monjes meditaron enfocándose en sentir  compasión, sus ondas cerebrales mostraron que se encontraban en un profundo estado compasivo. Los resultados  completos fueron publicados en el Proceedings of the National Academy of Sciences en el año 2004 y después en el Wall Street Journal, donde recibieron una gran cantidad de atención.

La meditación cobró relevancia para las personas ambiciosas porque se demostró científicamente que podemos controlar nuestras ondas cerebrales y sentir lo que queremos sentir, cuando queramos hacerlo. Esto significa que podemos sentirnos más poderosos antes de una negociación, más confiados antes de pedir un aumento o más convincentes durante una llama de ventas.

La idea general es que el cerebro puede desarrollarse mucho más, y que nosotros llevamos las riendas de este desarrollo. Diferentes actividades estimulan diferentes áreas del cerebro, así que puedes enfocarte en tus fortalezas así como en tus debilidades. Fortalecer tu cerebro es una buena idea, sea cual sea tu caso.

¿Cuál es el pasatiempo que tu escogerías?

 También puede interesarte

¿Cómo vestir en invierno?

Controla tus celos, no los hagas parte de ti

Ser original es tu marca personal