A menudo las relaciones de pareja, nos dan satisfacciones, momentos bonitos y bellos recuerdos, pero no siempre es así, en ocasiones tambien pueden causar un gran dolor hasta el punto de deprimirnos y no saber que hacer con nuestros sentimientos, y es que esto sucede cuando idealizamos a esa persona que amamos como perfecta, ahí es donde todo empieza a cambiar de manera repentina.

¿Te cuesta dejar a tu ex en el pasado?, ¿Vives llorando por tus relaciones? ¿Eliges siempre a hombres equivocados?

El amor de pareja es un sentimiento placentero: despierta el bienestar propio y los mejores deseos para estar con el otro. Pero cuando ya no está, cuando el amor se va, ponemos a prueba la capacidad para convertirlo en una experiencia del pasado. Existen personas que viven sufriendo por amor. La queja constante gira,casi siempre,sobre el amor no correspondido: desengaños, insatisfacción, elección de sujetos violentos, idealización del vínculo, postergación de otros intereses personales etc.

El objetivo de estas personalidades es “cumplir el sueño de encontrar el hombre o la mujer que les asegure el amor perpetuo”. Claro que la mayoría de los seres humanos solemos tener el mismo deseo, solo que las personalidades sufrientes se abocan casi exclusivamente a buscar el príncipe o la princesa que las salve de la soledad.

Rápidamente creen estar enamorados, con una pasión incontrolable y demandan a su pareja igual “intensidad de amor y compromiso”. La ansiedad por conocer los sentimientos del otro los hace impulsivos, posesivos y celosos. Hay una infinidad de ejemplos que dan cuenta de esta necesidad: incontrolables llamados telefónicos, conductas manipuladoras, llanto fácil y amenazas de daño o suicidio.

Hombres que hacen sufrir

Las peores elecciones son los sujetos violentos. La dependencia se convierte en un vínculo perverso , de sometimiento, difícil de romper. En otros casos, las decepciones amorosas generan inestabilidad emocional, caprichos, “berrinches” y hasta conductas de auto-lesiones para retener al ser amado. Hacen esfuerzos desmedidos para reconquistarlo, aún sabiendo que la relación no da para más. Tampoco aprenden de las experiencias pasadas y tienen poca capacidad de autofirmación y de reflexión.


Tips para no sufrir


  • Deja de lado los pensamientos que te hacen creer que eres una desafortunada y que no cuentas con capacidades para afrontar las relaciones amorosas con éxito. “Si te hicieron daño no pienses que no vales nada. Hay personas a las cuales no les enseñaron a volar, y otras a las cuales no les enseñaron a valorarse”.

  • Deja de lado las creencias de qué le corresponde al hombre y qué le corresponde a la mujer. Los roles de actividad y pasividad son construcciones culturales que limitan la acción y reduce el gozo.  Los tiempos han cambiado, y junto con el, las actitudes y costumbres también, hoy en día, la mujer es tan capaz de hacer las cosas igual que los hombres y por ende las funciones son igual para ambos.
  • No subestimes tus capacidades innatas. Deberás aceptar que eres una buena electora.
  • No sumes al desengaño actual las malas experiencias del pasado. Vive el aquí y ahora.

  • No dejes que los demás influyan en la elección. confía en tus apreciaciones.
  • Deja de pensar en el amor no correspondido. Muchos son los factores que intervienen en la formación de la pareja.
  • No dejes que nada ni nadie te minimice, humille, golpee, ultraje tu cuerpo, ni tu dignidad, honestidad y nobleza. Menos que menos la libertad. Hay relaciones basadas en la crueldad. Si lo necesitas pide ayuda, , recuerda que muchas redes sociales y organizaciones pueden protegerte y salir en tu defensa.

  • Trabajar para que el misterio del encuentro no se pierda debe ser una tarea de los dos.
  • Aprende a pedir y a recibir. Disfrutarás brindando amor y placer, pero también el otro espera su turno. Deja que tu compañero trabaje con libertad
  • Tu intuición es un don para reconocer lo que el otro necesita. no esperes que los demás tengan la misma capacidad. Hay gente que nace sabiendo y otros que siempre son aprendices. Ambos casos ser igual de excitantes.

  • Es normal que una relación no sea perfecta y no tenemos que empeñarnos en que lo sea  porque puede crear una frustración. Hay que acercarse al amor  sin prejuicios o estereotipos. Sólo así disfrutaremos plenamente de la relación y tendremos menos probabilidades de sufrir por amor.
  • No podemos esperar que de una relación sólo obtengamos felicidad. Debemos de estar preparadas para los sinsabores que forman parte tanto del amor como de la vida. Si pensamos que amor equivale a felicidad vamos a sufrir mucho.
  • De hecho, cuanto más nos esforcemos en que sea eterno, más probabilidades tenemos de que acabe mal. Disfruta del momento . Si el amor se acaba, hay que pensar que aunque sea duro, todo se supera.

  • ¿Es posible amar a más de una persona al mismo tiempo? Parece que los enamoramientos no son lineales, a veces se solapan, Muchos relatos clínicos muestran que las personas sostienen idilios mentales platónicos sin por ello dejar de querer al cónyuge.
  • Si esperamos que el amor que siente alguien hacia nosotros sea incondicional, vamos a sufrir. Cada persona tiene el umbral diferente de lo que están dispuestas a aguantar por amor. Acepta estas diferencias.
  • Hay que pensar el amor además de sentirlo. Hay que construirlo y reinventarlo en diversas ocasiones. Aceptemos que no hay relación perfecta  y así, quizás, dejemos de sufrir por amor.

En conclusión


  • Si un hombre quiere estar contigo nada lo alejará de ti. Si no quiere, no hay nada que lo haga quedarse.
  • No permitas que ningún hombre defina quién eres.
  • Deja de pensar que todos los hombres son malos.
  • No inventes excusas por él o por su comportamiento.
  • Deja de tratar de cambiar tu forma de ser por una relación.
  • Despacio es mejor. No vivas para tu chico sin saber qué es lo que te hace realmente feliz.
  • Un hombre te tratará de la forma en que tú se lo permitas.
  • Si la relación terminó porque él no te trataba como te mereces entonces no, no pueden ser amigos. Un amigo no trata mal a otro.
  • No te conformes. Si sientes que te estás ahogando en la relación, es mejor dejarlo por la paz.

También puede interesarte:

Trucos para chicas.

No más estrías.

Sal de la rutina.