El cuidado de la piel es una de las preocupaciones más grandes para la mujer moderna. Las velocidades de la vida diaria y las horas que no alcanzan parecen ser siempre una excusa para no disfrutar de los tan necesarios momentos con nosotras mismas y que nuestro cuerpo y mente no dejan de agradecer. Tomarnos el tiempo de consentirnos y darle un respiro a nuestra piel no debe parecer misión imposible ni mucho menos una lucha contra el bolsillo.

En esta oportunidad las invito a salir de la rutina y a tomarse 15 minutos  para ustedes mismas, para relajarse  y darse un pequeño “treat” con las siguientes mascarillas 100% naturales, sin químicos y, aún mejor, con ingredientes que se puedan encontrar en casa. Recuerda que engreírte es parte de ser feliz cada día, piensa en ti y en tu cuerpo como lo más importante de tu vida y veras que los resultados serán sorprendentes, mantener una buena presencia y un rostro siempre limpio es muy importante hoy en día.

Mascarilla de frutas: Extra firmeza y salud


Esta mascarilla deja la piel increíble pues estimula la producción del colágeno aportando firmeza, remueve las células muertas, empareja el tono de la piel y reduce las pequeñas líneas de expresión.

  • En un mixer o en la licuadora mezclar una taza de piña fresca con media taza de papaya ligeramente verde hasta que tengan una textura de puré.
  • Una vez lista la mezcla, agrega dos cucharadas de miel y revolver.
  • Aplicar sobre la cara recién lavada teniendo cuidado de no cubrir las áreas sensibles alrededor de los ojos.
  • Dejar actuar durante no más de 5 minutos.
  • Lavar con agua fría.

La mejor hora para aplicar esta mascarilla es justo antes de irse a dormir, idealmente después de un buen baño o de abrir los poros con vapor. Así, la piel estará lista para recibir las bondades de las frutas sin estar expuesta a otros elementos durante al menos 6 horas.

Mascarilla para piel maltratada por el sol


Esta mascarilla es ideal para después de las vacaciones o para cuando hemos olvidado reiteradamente la protección solar y nuestra piel presenta un aspecto que recuerda al cuero. Esta mascarilla centenaria es mágica para revivir y recuperar la piel.

  • Mezclar dos cucharadas de miel con dos cucharadas de harina.
  • Agregar de dos a tres cucharadas de leche hasta que la pasta adquiera una consistencia parecida a la crema dental.
  • Aplicar hasta que quede lisa sobre la cara limpia.
  • Evita el área alrededor de los ojos  y asegúrate de que el pelo no se atraviese en el camino.
  •  Deja actuar durante media hora.
  • Remover con agua tibia y secar suavemente.

Esto puede repetirse dos veces a la semana en caso de que la piel lo necesite , pero ante todo, no olviden el sombrero ni la protección solar la próxima vez. Recuerda que la piel es lo más importante y delicado de nuestro cuerpo, dale los cuidados necesarios para mantenerla siempre radiante y libre de los rayos ultra violetas, protégela siempre, no es un consejo, es una obligación con tu cuerpo.

Mascarilla francesa anti-arrugas


Por más extraña que parezca esta fórmula, es un secreto de belleza francés que ha pasado de generación en generación y que en realidad funciona bastante bien.

  • Mezclar y llevar a ebullición una taza de leche entera, dos cucharadas de jugo de limón y una cucharada de brandy.
  • Quitar del fuego y dejar enfriar.
  • Cuando la mezcla esté tibia (ojo tibia no caliente) aplicar sobre la cara con la ayuda de una brocha de pastelería.
  • Sí, por un momento nos sentiremos como glaseando nuestra cara, pero valdrá la pena.
  • Cuando esté completamente seco, lavar los residuos con agua tibia y secar con una toalla limpia.

Una recomendación de esta técnica super efectiva es repetirla dos a tres veces en la semana, notarás resultados sorprendentes.

Tónico reafirmante


Para limpiar la piel y disminuir los poros, no existe mejor y más sencillo tónico natural. Simplemente hay que mezclar  una cucharada de vinagre de manzana con una cucharada de agua recién hervida. Apenas la mezcla esté lo suficientemente fía aplicar sobre la piel con ayuda de algodón evitando el área de los ojos.

No hay necesidad de enjuagarse , si es que el olor no nos resulta molesto. Es normal que algunas personas resulten más sensibles que otras a la mezcla y presenten ojos llorosos, nada de que preocuparse a menos que presenten otro tipo de reacciones alérgicas.

Este tratamiento es recomendado como complemento de limpieza para varias veces a la semana.

Mascarilla para manchas oscuras en la piel


 

Esta mascarilla, aunque muy sencilla, exige de tiempo y dedicación para funcionar. Si las temidas manchas oscuras se tardaron un buen tiempo en reaparecer, su remedio también se tomará un rato. Basta con hacer un puré con un tercio de taza de garbanzos suaves (pueden ser de tarro o cocidos) con un poco de agua. Aplicar la mezcla en los lugares donde se tengan dichas manchas (cara, manos o brazos) y dejar actuar hasta que se ponga dura y se rompa sola. Lavar completamente y repetir cada noche durante al menos dos meses para ver los resultados.

Mascarilla de rosas para la juventud


No es casualidad que el extracto de rosas sea uno de los compuestos más utilizados y apreciados de la cosmética moderna. Las rosas tienen propiedades que devuelven vida, suavidad y juventud a la piel y no hay que recurrir a costosos tratamientos químicos. Tritura o machaca los pétalos de cinco rosas frescas hasta que tengan la consistencia de una pasta uniforme. Aplícala sobre la piel y déjala actuar durante 5 minutos. Piel fresca, suave y con un inigualable olor es lo que obtendrás.

Recuerda que es importante cuidar la piel porque con el paso del tiempo, el cutis luce opaco y con imperfecciones, además de otros signos como el envejecimiento o manchas y arrugas, por lo tanto si uno cuida la piel obtiene beneficios como:

  • Retrasa la aparición de arrugas.
  • La piel se vuelve más luminosa.
  • Disminuye la apariencia de cansancio.
  • Elimina el acné y los puntos negros.
  • Acepta fácilmente el maquillaje.

Recuerda seguir paso a paso cada uno de estos secretos y verás que lucirás una piel radiante y envidiable.

¿Y tú que mascarilla utilizarás?

También puede interesarte:

Secretos de belleza.

¿Qué me pongo?

Cuida tus emociones