Unos labios suaves y gruesos aportan salud  y belleza al rostro. Primer exfolia e hidrata regularmente tus labios para que se vean de lo mejor. Luego, dales color y brillo para que se vean bonitos y relucientes. por último, mantenlos hermosos con una buena hidratación, echándote un protector solar con hábitos saludables a largo plazo.

Los labios son una de las partes más atractivas de la mujeres, pues con ellos besamos, hablamos, seducimos y expresamos nuestras emociones y sentimientos. Por si no lo sabías, la piel de tus labios es muy delicada a las agresiones climáticas, por ello es importante protegerlos para mantenerlos sanos. El frío, el calor, beber agua e incluso una mala alimentación pueden hacer que tus labios se vean todo menos atractivos. Aceptémoslo, no hay nada peor que verlos cuarteados o de lo más resecos. Así que para evitar esta catástrofe, no hay más que agregar  pasos para tu rutina de belleza y consentir a tus labios como se merecen.


HIDRATA TUS LABIOS

1. Suaviza tus labios con un exfoliante labial

La piel de tus labios es delicada, se reseca fácilmente y empieza a escamarse. Si tienes labios resecos, agrietados, tendrás que hidratarlos en vez de tratar de disimularlos. Un exfoliante labial ligero te sacará de apuros en cuestión de minutos. No es necesario que te compres un exfoliante especial, porque s puede preparar en casa y para eso tendrás que hacer lo siguiente.

  1. Mezcla una cucharada de azúcar y una cucharada de miel.
  2. Humedece tus labios con agua caliente.
  3. Frota el exfoliante sobre tus labios con movimientos circulares.
  4. Lávate los labios y repite el proceso si es necesario.

2. Prueba un cepillo de cerdas suaves.

Si tus labios están tan resecos que no pueden corregirse con un exfoliante, prueba hacerlo con un cepillo dental limpio con movimientos circulares suaves. Lávalos y repite el proceso si todavía ves escamas en ellos.

  1. Asegúrate usar un cepillo de cerdas suaves, no uno con cerdas duras. No deberás cortar ni raspar la piel de los labios, porque irritarlos agravará aún más el problema.
  2. Si tus labios están agrietados, quizá tengas que repetir el proceso en el transcurso de varios días. Después de exfoliártelos, hidratártelos y esperar al siguiente día para volvértelos a exfoliar. Repítelo hasta que tus labios estén en excelentes condiciones.

3. Nutre tus labios con serum casero.

Un serum labial es similar a una mascarilla facial, pero para los labios. Es una mezcla rica y nutritiva que hidrata y revive profundamente los labios, cuyos resultados duran varios días. Después de exfoliártelos, aplícate un serum que saque a relucir lo mejor de tu piel.

  1. Mezcla una cucharadita de miel o sábila con una cucharadita de aceite de oliva o de coco.
  2. Frótate la mezcla en los labios.
  3. Deja que el serum actúe y se absorba durante diez minutos.
  4. Quítate el exceso de serum con agua caliente.

4. Aumenta su tamaño con un preparado natural.

Si anhelas tener unos labios más gruesos, cuentas con maneras de agrandarlos sin necesidad de inyecciones o productos costosos. La clave es aumentar la circulación sanguínea en los labios aplicándoles una sustancia que traiga sangre a la zona. Prepara un aumentador labial natural y aplícatelo en los labios en cualquier momento que quieras que se vean gruesos. A continuación te daremos algunos de los ingredientes caseros que podrás usar.

  1. Una mezcla de 1/8 cucharadita de pimienta de cayena y 1/2 cucharadita de aceite de oliva o de coco.
  2. Una mezcla de 1/4 cucharadita de canela y  1/2 cucharadita de aceite de oliva o de coco.
  3. Una mezcla de 5 gotas de extracto de hierva buena y 1/2 cucharaditas de aceite de oliva o de coco.
  4. Si ninguna de as anteriores te funciona, prueba esta solución rápida: Frótate un trozo de jengibre o jalapeño recién cortado sobre los labios.

5. Huméctate los labios todos los días.

Los labios están expuestos todos los días a todo tipo de sustancias que pueden resecarlos. Las temperaturas calientes y frías, la comida y las bebidas que consumimos, el viento, el sol y la contaminación del aire afectan su estado. Protégelos a diario con un buen bálsamo labial humectante para que haya una barrera fina entre tus labios y el resto del mundo.

  1. Busca un bálsamo hecho de ingredientes naturales. Alguno de los ingredientes clave que humectan los labios son: el aceite de coco, la mantequilla de coco, la mantequilla de karité y el aceite de vitamina  E.
  2. Para hacer tu propio bálsamo saludable, solo mezcla 2 cucharadas de aceite de coco y 1 cucharada de cera de abeja. Aromatiza la mezcla con 5 gotas de tu aceite esencial favorito. Viértelo en un tarro limpio de bálsamo y déjalo enfriar antes de usarlo.

6. Consejos.

Ten en cuenta éstas recomendaciones para mantener tus labios perfectos todo el tiempo.

  • Cuando te cepilles los dientes, cepíllate los labios 2 minutos y luego aplícate el bálsamo.
  • Los lip plummers se venden de toda forma: desde bálsamos a brillos labiales de alta calidad. Estos productos podrían hacer que tus labios se vean más gruesos, ademas te darán un toque de color sin la sensación pegajosa.

 6. Advertencias.

Ten en cuenta estas advertencias para que todo te quede perfecto.

  • Por más hermosos que dejen tus labios los lip plummers comerciales, !ten cuidado! Algunos han sufrido reacciones alérgicas o han reaccionado mal a sus químicos. Asegúrate de hacerte una prueba preliminar antes en tu mano para que no parezca que una colmena de abejas te picó justo antes de tu cita.
  • Algunos sugieren los humectantes a base de petróleo como la vaselina, pero si lo dejas de usar por un tiempo, podrían agrietar aún más tus labios. Mejor usa un bálsamo que contenga vitamina E.
  • Si tienes pensado en besar a alguien muy pronto, opta por los brillos más sutiles. Por más sexy que se vea un lápiz labial rojo, tú y tu pareja se verán como payasos cuando terminen.

Recuerda seguir nuestras recomendaciones paso por paso sin saltearte alguno, por más mínimo que parezca, puede ser fundamental a la hora de ver los resultados, no olvides engreírte y recordarte cada día lo hermosa que eres.

También puede interesarte:

Cejas perfectas

Trucos para maquillar tus ojos

Celos enfermizos