En algunas ocasiones el ser divertido y gracioso nos da la oportunidad de poder relacionarnos mejor con las personas ya sea dentro o fuera de tu área de confort, y es que tienes esa habilidad muy marcada en tu personalidad que hace que a todas las personas les guste tu forma de ser. No sé si les ha pasado pero existen de ese tipo de personas que todo el día las ves con una sonrisa enorme en el rostro y por más problemas que tengan siempre encuentran la manera de llevar sus días de una manera divertida y graciosa, ya sea haciendo reír a los demás o con alguna broma inesperada, pero siempre son del tipo de personas que se hacen notar y por lo general son difíciles de olvidar.

En cualquier caso el humor es una característica muy valorada. Y aunque no se ha demostrado científicamente que tenga una relación directa, suele vincularse con la inteligencia y la extraversión. Incluso es capaz de minimizar otros defectos y es que todo se perdona mejor con una sonrisa.

Hay también quienes comentan que las personas que tienen más problemas a menudo son más graciosas, ya que tratan de ocultarlos esforzándose por parecer más graciosos.

A lo largo de mi vida he logrado ser una persona graciosa y creo que el secreto está en querer disfrutar cada momento de tu vida al máximo y eso tratar de compartirlo con las demás personas, en el colegio y en el trabajo es algo que me ha ayudado bastante dudo mucho que las personas se olviden fácilmente de mi pues siempre he estado presente el los momentos más divertidos, en los cuales solía destacar por mi buen humor y bromas sarcásticas.

Admiro mucho a las personas que sin tener que esforzarse demasiado, encuentran la parte divertida de cualquier cosa, se convierten en el centro de atención y todo el mundo quiere estar cerca de ellas. ¿será cuestión de magia o lo habrán aprendido en el camino?

En esta oportunidad quiero revelarte algunas fórmulas para ser mas divertido en tus conversaciones.Porque cuanto más se diviertan en tu presencia, más sera el tiempo que quieran compartir contigo.

El humor es importante desde luego que si. Pero si es evidente que lo estás forzando puede jugar en tu contra. Es como cuando uno de tus amigos trata de hacer una broma a toda costa y pierde el elemento sorpresa (una de las principales características del humor), y lo que termina por ocurrir ya lo sabemos todos, NADIE se ríe.

Pero deja de preocuparte aquí te mostraré unos principios fundamentales que debes tener en cuenta y aplicarlos constantemente.

jim carrey

1.- Todo empieza por tu estado emocional.

No existen trucos infalibles para ser gracioso. SÍ, prefiero decírtelo ahora antes de que termines de leer las 4000 palabras de este pequeño artículo. Aunque si sigues leyendo te explicaré varias formas para crear humor y manejarlo a tu manera, pero créeme todo si así como lo lees todo depende de tu estado emocional.

Te aseguro que si en una conversación te sientes seguro y confiado, te aseguro que serás mucho mas gracioso de lo que pudieras estar nervioso. El motivo es muy simple y es que dejaras de filtrar lo que es correcto de decir y lo que no, esto te ayudara a tener más ideas y a ser mas creativo, por lo tanto dejarás de preocuparte por el resultado de tus bromas.

Para conseguir estar tranquilo fuera de tu entorno habitual debes aprender a gestionar tus emociones, y la clave es dejar de identificarte con ellas.Es un proceso laborioso que no se consigue de la noche a la mañana, pero es la única manera de lograr que el resultado deje de afectarte.

2.- Céntrate en lo que te hace reír a ti.

Ahora que ya sabes que el problema real es tu falta de confianza: cuanto más inseguro estés, menos bromas harás por miedo a que no resulten graciosas. Pero recuerda que la gente divertida siempre corre riesgos. Y como les da igual si los demás ríen o no. siguen bromeando, ¡A veces demasiado!.

La segunda clave del humor es decir lo que te parece divertido a ti. Porque aunque no existe un estilo mejor que otro, sí que se ha demostrado que la naturalidad es fundamental para ser más gracioso. ¿Cuántas veces has hecho una broma que no ha tenido ninguna gracia? En ese caso pregúntate si el tipo de humor que estás usando es el que realmente te gusta. Perder la naturalidad al decir lo que crees que hará reir a los demás suele ser el principal responsable de los comentarios desafortunados.

Quizás estés tratando de imitar a alguien cuando en realidad se te dan mejor las ironías o contar historias, así que conviértete en un especialista de tu estilo.

3.- El origen del humor es la creatividad.

Te has preguntado alguna vez qué es necesario para que algo resulte gracioso La respuesta es la Creatividad espontánea. La creatividad espontánea es decir lo menos pensado en el momento justo, de forma que resulte sorprendente. Se trata de demostrar

La creatividad espontánea es decir lo menos esperado en el momento justo, de forma que resulte sorprendente. se trata de mostrar aquello en que nadie ha reparado, pero que encaja correctamente con lo que se está diciendo.

Por suerte, relajándote y eliminando tu censura ya estarás multiplicando tu creatividad. ¿No te has fijado que tus mejores ideas aparecen mientras te duchas, conduces o estás relajado haciendo cualquier cosa?

4.- Asume que no siempre serás divertido.

Hay momentos en los cuales desbordarás de alegría a todos los que te rodean, pero ten en cuenta que también habrán momentos en los cuales no entenderán tus bromas y por ende tal vez no se rían. Y es que el gusto para el humor es muy personal. Por eso no podrás agradarle a todo el mundo, por muy creativo y espontáneo que seas. Como todo en la vida, habrá gente que apreciará más tu humor y gente que menos. O días en que estarás mas brillante y otros que menos.

No te exijas ser divertido todo el rato porque es imposible. Cuando te descubras a ti mismo esforzándote por ser gracioso, baja el ritmo. No hay nada más triste que alguien intentando continuar una broma que ya ha perdido gracia.

divertida

¿y tú ya sabes cómo ser más divertido?

También puede interesarte:

Deja de juzgar a los demás

Uñas perfectas

¿Cómo crear un negocio?