La base para toda buena relación, ya sea amorosa, amical o de trabajo es la comunicación, y es que la comunicación es y será la herramienta más importante a lo largo del tiempo y en la actualidad, no sólo las personas la necesitamos, sino que se ha vuelto un arma importante a nivel empresarial, incluso utilizando todos los métodos que pueden existen para lograr expresar algo, ya sea auditivo, escrito  o visual.

Si nos remontamos a la antigüedad podemos observar que no era necesario del habla para poder expresar lo que querían, pero siempre hubo una forma de hacerlo y es ahí de donde parte todo, porque de una u otra forma lograron hacerlo. En ese tiempo los métodos de comunicación eran esenciales, pues los necesitaban para poder comer o para salvar su vida de algún peligro. y ¿cómo es que lograban hacerlo? En un principio el método de comunicación que utilizaban eran señas o gestos para conseguir sus objetivos, si bien es cierto nuestros antepasados eran nómadas, lo cual quiere decir que andaban en grupos de un lugar a otro y por eso era necesario expresar a los demás lo que se quería y de qué manera lo iban a realizar  y al parecer tuvieron éxito, de lo contrario no estaríamos aquí hablando de esto.

A lo largo del tiempo…

Y con los conocimientos que hemos ido desarrollando, la comunicación también ha evolucionado hasta el punto de poder reducir procesos y distancias de maneras inimaginables.

Pero aún teniendo todas las facilidades para poder comunicarnos, sin necesidad de realizar esfuerzo alguno para lograrlo, las personas seguimos muchas veces sin saber expresar bien lo que queremos y esto influye bastante en la toma de decisiones y muchas veces es el mayor causante de los problemas cotidianos.

El diálogo y entendimiento son herramientas claves para manejarnos socialmente, pero aún sabiendo todo esto ¿cómo podemos comunicarnos de manera correcta?

En esta oportunidad te daremos unos cuantos consejos para poder lograr una buena comunicación. !No dejes de leerlos¡


SABER ESCUCHAR

saber escuchar

Lo mas importante en toda comunicación es saber escuchar a la otra persona, darle su espacio para que se exprese y el tiempo necesario para que elabore una respuesta. No lo presiones y no lo interrumpas, espera a que finalice su oración para contestar.

A quien no le ha pasado que cuando estas necesitado de contarle alguna situación a un amigo, de pronto quieres empezar y sientes que en vez de escucharte atentamente, te habla de una u otra cosa haciéndote perder la ilación del tema. Aveces resulta un poco fastidioso este tipo de situaciones.


HAZ SENTIR QUE REALMENTE LO ESCUCHAS

Couple conversing

Es de vital importancia que le hagas saber a la otra persona que realmente la estas escuchando. Esto puedes hacerlo de una manera muy simple respondiendo con un “ya veo” u otras frases cortas. Además es imprescindible que haya contacto visual y gestos, puesto que esto último también es un lenguaje aparte.

Muchas veces suele pasar que cuando cuentas algo, crees que la otra persona realmente te está escuchando, pero no siempre escuchar es quedarse en silencio, para darle más confianza a la persona que se esta expresando, siempre es bueno acompañar su relato en todo momento con preguntas y con reacciones que hagan sentir especial a la persona con quien estas conversando.


NO TE DISTRAIGAS

NO TE DISTRAIGAS

No te distraigas y si lo haces, no lo demuestres.

Últimamente y en estos tiempos donde la tecnología vive en cada minuto de nuestras vidas, muchas veces dejamos de lado lo más importante que es dar la atención debida a diferentes aspectos en los que nos desarrollamos, entre ellos prestar atención y es que tenemos la distracción al alcance de nuestras manos; literalmente el celular, esto puede resultarle un poco incómodo a la persona que trata de comunicarse contigo, trata de evitarlo.


NO BRINDES TU AYUDA INMEDIATAMENTE

AYUDAR

No brindes tu ayuda inmediatamente o comuniques posibles soluciones rápidas a lo que te están contando.

Muchas veces tratamos de jugar el papel de psicólogo, sin haber terminado de escuchar lo que nos están contando y sacamos nuestras propias conclusiones, dando un consejo errado a lo que la otra persona realmente necesita escuchar. Lo ideal es terminar de escuchar el problema y si este involucra a alguien más oír también su versión de los echos para poder brindar una mejor ayuda o dar un mejor consejo. No te apresures a responder.


NO DES TU NEGATIVA A LO QUE LA OTRA PERSONA SIENTE

NO DES TU NEGATIVA

No des tu negativa, ni empieces a relatar tu vida con frases como: “eso no es nada, a mi me pasó algo peor”.

Lo peor que podemos hacer al escuchar a la otra persona, es relacionar lo que nos está contando con temas que nos ha tocado vivir, esto muchas veces desvía la comunicación y la lleva por un camino al cual la otra persona no quería llegar, pues finalmente en vez de que ella se sienta importante, terminará sintiendo que no valoras la confianza que ella te ha podido tener.


NO CRITIQUES A LA PERSONA, SINO LO QUE HACE

NEGATIVA

Evita criticar a la persona cuando quieres comunicarle algo que hizo mal.

Muchas veces la cólera por una situación mal hecha, nos hace decir cosas sin pensar, las cuales pueden terminar por herir a la otra persona y aveces el daño que generas puede ser irreparable o afectar su autoestima de una manera tremenda.

En vez de criticar a la persona descarga tu cólera contra la acción mal hecha, por ejemplo en vez de decir “eres un inútil”, puedes intentar decir “este último mes, la casa ha estado muy sucia” hay muchas salidas que podemos utilizar, para evitar que alguien salga lastimado.


LIMÍTATE A HABLAR SOBRE EL TEMA EN ESPECÍFICO

Hispanic Couple Sitting On Sofa Arguing

Limítate a hablar sobre el tema en específico, no aproveches la ocasión para echar en cara otras cuestiones.

En algunas ocasiones no sabemos llevar bien la conversación y nos encerramos con tantos temas, que la única manera de defenderte es empezar a hablar de cosas pasadas o situaciones ocurridas en otros momentos. Te recomiendo evitar esto, ya que no encontraras así una solución, por el contrario el problema tiende a empeorar.


EVITA LAS PALABRAS SIEMPRE Y NUNCA

SIEMPRE Y NUNCA

No uses excesivamente las palabras como “siempre” y “nunca”, porque rara vez expresan verdades. Si lo que quieres es llegar a un acuerdo, entonces opta por “últimamente”; “en ocasiones” y “a veces”, entre otras que te ayudarán a que la otra persona sienta mas confianza.


Ten en cuenta todas estas recomendaciones y ponlas en práctica para tener una mejor comunicación en cualquier ámbito de tu vida y recuerda “escucha antes de comunicar y piensa antes de hablar”.

También puede interesarte:

La personalidad está en tus zapatos

Tu mirada lo dice todo