La vida actual, con sus múltiples tareas, reduce el tiempo que una persona puede dedicar a adquirir y desarrollar hábitos que le permitan ser más saludable. Sin embargo, ¿esta creencia de espacio es impedimento para realmente mejorar nuestra vida?

De acuerdo a un análisis realizado , las personas que son extremadamente obesas o tienen un sobre peso considerable mueren entre 6.5 y 13.7 años antes que quienes tienen un peso saludable. Si bien es cierto que no existe el elixir de la eterna juventud. Sí es posible considerar algunos consejos para mantenerse saludable con el paso de los años. Llevar una buena calidad de vida, a base de una alimentación sana y equilibrada, evitar el estrés y hacer ejercicio es parte del asunto. Así que para ahondar un poco más en el tema, veremos algunos consejos para mantener una buena salud.

Pequeñas acciones, cambios sorprendentes


Para muchos dedicar horas al gimnasio o a preparar la comida puede ser algo imposible. Por ello te presentamos los siguientes trucos que te ayudarán a “ser más saludable”, aunque no tengas tiempo.

Consumir antioxidantes:

Los alimentos antioxidantes son aquellos que imposibilitan la oxidación perjudicial para el cuerpo de otras sustancias químicas, lo que quiere decir que ayudan a prevenir una gran cantidad de enfermedades. El pescado y las verduras son ideales para ello, pero recuerda todo en exceso es malo. Son también antioxidantes las frutas, las nueces, las semillas y todos aquellos alimentos que sean ricos en Vitaminas C y E.

Toma agua:

 

Toma un vaso de agua simple antes y después de cada comida. El agua es libre de calorías y ayuda a tener una digestión adecuada porque hidrata los tejidos y contribuye a remover las toxinas del cuerpo. Recuerda que el agua es elemental si quieres tener una salud perfecta, el agua es por naturaleza vital para nuestro organismo, así que no dejes de tomar la cantidad necesaria de acuerdo a tu talla y peso.

Desayuna fuerte y cena ligero:

Recuerda que siempre debes incluir tres grupos de alimentos: cereales, frutas y verduras sin dejar de tomar en cuenta los de origen animal. La cena debe ser ligera; evita las frutas por la noche y cuando llegue el antojo, come treinta pistaches, que equivalen a tan solo 100 calorías. Ten en cuenta esta recomendación, recuerda que debes balancear bien tus alimentos para no comer demasiado  ni poco , sino que lo necesario.

Combate la inflamación:

Uno de los síntomas que se presentan cuando nuestro cuerpo no está del todo saludable es la inflamación. Y ¿Qué debemos hacer para que esto no suceda? Muy sencillo, si agregamos a nuestra dieta alimentos como verduras, especialmente las de color verde, así como alimentos ricos en Omega 3, como el aceite de pescado, ayudaremos a que nuestro cuerpo no se inflame. De la misma forma ayudaremos al buen funcionamiento de nuestro cuerpo si evitamos aquellos alimentos que tienen azúcares, son altamente procesados o tienen gran cantidad de grasas saturadas.

Expresa tu agradecimiento:

Toma dos minutos para agradecer a los que te rodean por lo que hacen. No sólo te hará más feliz y agradable, tambien ayudará a los demás a sentirse mejor. Una de las cosas que tampoco debes olvidar es agradecer a Dios por todas las cosas buenas que nos da, una de ellas es nuestra vida diaria, se agradecido siempre y lograrás una muy buena actitud en el transcurrir de tus días.

El deporte es salud:

Diversas investigaciones científicas han comprobado que realizar alguna actividad física como nadar, correr caminar, ejercicios de resistencia y aeróbicos es bueno para mantener un buen estado físico y vivir saludablemente, en especial cuando se tienen buenos hábitos y estos van acompañados de una dieta adecuada. Nunca es tarde para comenzar a hacer ejercicios, estar en la tercera edad, no es impedimento para oxigenar el cerebro y relajar el cuerpo, por el contrario es la época en la que más se necesita, ojo, esto no quiere decir que en la adolescencia no es necesario, cualquier edad viene bien.

Tomar té e infusiones sanas:

El consumo de té ayudará a evitar la inflamación, es bueno para el corazón, la presión arterial y el colesterol. Del té verde, por ejemplo, se dice que es una de las infusiones que más sirve para tener la piel suave , memorizar y mantener la concentración. Además de que se ha investigado respecto a la posibilidad de reducir tumores mediante su consumo.

Tener una actitud positiva:

 

Para reducir los niveles de estrés, tener buenas y sólidas relaciones, estar bien dispuesto ante las adversidades, lo importante es la actitud. El pesimismo enferma y aísla. Por ello, para mantenerse vital y con buena salud, es fundamental, alegrarse de estar vivo , agradecer por ello y demostrarlo con hechos.

Cambia jugos por frutas:

Te recomendamos cambiar los jugos naturales por fruta fresca entera. Un litro de jugo de naranja, da aproximadamente 480 calorías. Cuando se hace un jugo, se pierde la fibra, que te hace sentir satisfecho. Es más saludable comer la fruta entera ya que conservas sus beneficios mucho más en las frutas que se comen con cáscara.

Sube las escaleras:

Evita usar el ascensor y sube las escaleras, seis  minutos de esta actividad pueden combatir los efectos adversos de estar sentado por demasiado tiempo y puede evitar que subas de peso. Recuerda que siempre que puedas encontrar una actividad que te ayude a ejercitarte o estirar los músculos, seguramente tu cuerpo te lo agradecerá.

Sustituye el pan dulce por miel o mermelada:

Te recomiendo sustituir el pan dulce por mermelada o miel, de esta manera disminuyes el aporte de grasas y las calorías. Dos cucharadas aportan en promedio 300 calorías; en cambio dos panes tostados con dos cucharaditas de mermelada suman 196 kcal.

Vientre en plano en la comodidad de tu oficina.:

Puedes ponerte en una silla con la espalda recta y llevar tus rodillas hacia el abdomen. Para iniciar hazlo 3 veces al día con 5 repeticiones.

Mantenerse saludable con el paso de los años es posible. Te recomendamos seguir estos consejos para mantener una buena salud y mejorar tu calidad de vida, ya que es de lo más preciado que tienes. Recuerda que tu eres la única persona que decide sobre tu salud. ¡Cuídate y mejora tus hábitos!

También puede interesarte:

Mascarillas naturales

Secretos de belleza

Tips para administrar bien el dinero