El acné es una enfermedad común de la piel. Es lo que conocemos popularmente como granos o espinillas. El acné generalmente se manifiesta como comedones (espinillas o puntos negros), granos (pústulas) o quistes en la cara, espalda y pecho. Es una infección de la piel causada por cambios en las glándulas sebáceas, lo que provoca la obstrucción e inflamación de los poros de la piel. Esto da lugar a erupciones cutáneas superficiales.

El acné es más común en adolescentes, pero cualquier persona puede sufrir del acné, incluso los bebés. Por lo general, desaparece después de la adolescencia. Sin embargo, el acné puede afectar a algunos individuos en la edad adulta. En general, las personas tienen la tendencia de apretar estos granos para hacerlos desaparecer, pero a menudo esto hace que  la condición empeore dando lugar a cicatrices. El acné no sólo afecta al rostro, sino que también afecta al estado de ánimo de las personas, ya que da lugar a pensamientos negativos sobre el auto-estima y puede, inclusive, causar depresión.

Actualmente existen muchos productos y tratamientos que tienen como fin reducir la aparición de espinillas y granos para mejorar el aspecto de la piel. Sin embargo, muchos de estos productos son costosos y están fuera del alcance de la mayoría de personas. Por suerte, hay algunas alerativas caseras y naturales que pueden ayudar a reducir este problema.

El tratamiento está diseñado para prevenir la formación de nuevas lesiones y ayudar a la cura de las ya existentes. Los dermatólogos pueden recetar agentes tópicos o medicamentos orales para tratar el acné, sin embargo, hay tratamientos caseros  que pueden ser muy efectivos y sin efectos secundarios.

En esta oportunidad te mostraremos unos tratamientos caseros con los cuales podrás batallar con el temible acné.

bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio


El bicarbonato de sodio actúa como un exfoliante suave para la piel, capaz de remover las células muertas y el exceso de grasa que bloquea los poros. También ayuda a regular el pH de la piel y funciona como un antiséptico suave. La mayoría ventaja radica en su gran economía y, además, se puede encontrar en cualquier tienda o supermercado.  Todos estas características lo convierten en un excelente remedio casero para la limpieza del acné.

¿Cómo utilizarlo?

  • Prepara una mascarilla contra las espinillas, mezcla en un recipiente dos cucharadas de bicarbonato de sodio, una cucharadita de canela en polvo, el jugo de medio limón y cinco cucharadas de miel. Cuando hayas formado una pasta, aplícala por todo el rostro, déjala actuar de 5 a 10 minutos y enjuaga con agua templada.
  • Otra opción consiste en humedecer ligeramente el bicarbonato de sodio y aplicarlo con suaves masajes circulares por todo el rostro. Verás extraordinarios resultados en tu piel.

Papaya

Papaya


Además de ser una fruta deliciosa y muy buena para la salud, la papaya también es una gran aliada de la salud cutánea y, de hecho es un ingrediente activo de muchos productos de belleza comerciales. Esta fruta ayuda a eliminar el exceso de lípidos de la superficie de la piel, removiendo las células muertas y la inflamación provocada por las espinillas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Tritura un trozo de papaya hasta formar una pasta y luego aplícala sobre el rostro limpio y seco, dejándola actuar durante 20 minutos. Cuando hayas finalizado el tratamiento, no olvides ponerte una crema hidratante. Verás extraordinarios resultados en tu piel.

te verde

Té verde


Este té contiene un antioxidante llamado epigalocatequina-3-galato o EGCG, que ha demostrado ser eficaz a la hora de reducir la producción excesiva del sebo, la inflamación y el crecimiento de bacterias en la piel.

¿Cómo utilizarlo?

  • Prepara una pasta con dos cucharaditas de hojas de té verde mezcladas con un poco de agua. Aplícate la pasta como un exfoliante y déjala actuar durante 3 ó 5 minutos. Verás extraordinarios resultados en tu piel.

avena

Avena


Además de ser un alimento muy saludable, la avena también es un remedio natural para la buena salud de la piel. Este ingrediente ayuda a remover las células muertas que se acumulan en el rostro y también estimula la eliminación del exceso de grasa.

¿Cómo utilizarlo?

  • En un recipiente mezcla un par de cucharadas de harina de avena, la pulpa de un tomate y una cucharada de miel. Forma una pasta y aplícatela por todo el rostro, dejándola actuar por 10 minutos. Verás extraordinarios resultados en tu piel.

canela y miel

Canela y miel


La combinación de canela y miel es un increíble remedio para reducir las espinillas y mejorar rápidamente la salud del cutis. La canela tiene propiedades antimicrobianas, las cuales ayudan a evitar la proliferación de bacterias. Por su parte, la miel es un ingrediente antibiótico que puede ayudar a desinfectar y reducir la inflamación causada por la espinillas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Mezclar en un recipiente dos cucharaditas de miel con una cucharadita de canela hasta formar una pasta. Aplicar sobre el rostro o las áreas afectadas por las espinillas y dejar actuar por 15 minutos. Verás extraordinarios resultados en tu piel.

Banana peel

Cáscara de plátano


Los plátanos son un alimento muy nutritivo cargado de componentes esenciales para nuestro organismo. Lo que la mayoría desconocemos es que la cáscara de plátano tiene importantes bondades que pueden ayudar a regenerar la piel, además de reducir la aparición de granos y espinillas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma la cáscara del plátano y frota la parte interna por todas las áreas de tu rostro afectadas por las espinillas. Cuando termines de aplicarlo, déjalo actuar por 30 minutos como mínimo y enjuaga con agua templada. Verás extraordinarios resultados en tu piel.

miel y leche

Miel y leche


Si bien es cierto que se ha dicho mucho que los productos lácteos causan el acné, aplicada tópicamente puede mejorar los brotes de acné y el tono de la piel. La razón es que calma la piel irritada y ayuda a bajar el enrojecimiento. También puede aplicar yogurt. los ácidos que contiene son anti-bacterianos, mientras que la grasa proporciona humedad, por lo que es muy nutritivo para la piel

¿Cómo utilizarlo?

  • Deje que el yogurt o la leche alcancen temperatura ambiente.
  • Mezcle una cucharadita de leche o yogurt con una cucharada de miel.
  • Puede aplicar la mezcla con un algodón o con un pincel grueso.
  • Deje que cada capa se seque antes de añadir una nueva, hasta que la mascarilla tenga el grosor que desee.
  • Deje reposar durante 10 a 15 minutos.
  • Lave su cara y utilice una toalla pequeña  para frotarse suavemente y con movimientos circulares para deshacerse de las células muertas.
  • Una vez terminado hidrate su piel como de costumbre.  Verás extraordinarios resultados en tu piel.

También puede interesarte:

Beneficios de salir a correr.

Tips para calmar el dolor en tu periodo.

Ejercicios para reducir la celulitis.