Si bien es cierto, ya por el hecho de darnos la vida, nuestras mamás se ganaron el mayor de los respetos y se merecen el mejor de los reconocimientos, no imagino persona en el mundo que no valore a su mamá y que no esté dispuesto a dar todo por ellas. Las mamás son nuestro primer amor, nuestra primera imagen más cercana a la perfección, dentro de este mundo lleno de complejos y deberíamos estar agradecidos por ese regalo que se nos dio sin haber hecho mucho para merecerlo.

PERO LAS MAMÁS SON CASI EN SU MAYORÍA TODAS IGUALES

Capaces de dar la vida por sus hijos sin importar en la situación a la que se tengan que enfrentar, nunca titubearán si se trata de protegernos. Siempre nos verán como aquellos bebés que tuvieron en sus brazos alguna vez y sus palabras, gestos y miradas reflejarán esa magia guardada que esconden en sus corazones llamada amor. Nuestras mamás siempre tratarán de darnos lo mejor de ellas, pero en algunas ocasiones ese amor que tanto sienten por nosotros, puede ser que actúen de alguna manera que a nosotros podría no gustarnos tanto cómo hijos. Sin embargo tenemos que entenderlas o tratar de expresarle lo que sentimos sin hacerles daño.

PERO LAS MAMÁS SON CASI EN SU MAYORÍA TODAS IGUALES

Capaces de dar la vida por sus hijos sin importar en la situación a la que se tengan que enfrentar, nunca titubearán si se trata de protegernos. Siempre nos verán como aquellos bebés que tuvieron en sus brazos alguna vez y sus palabras, gestos y miradas reflejarán esa magia guardada que esconden en sus corazones llamada amor. Nuestras mamás siempre tratarán de darnos lo mejor de ellas, pero en algunas ocasiones ese amor que tanto sienten por nosotros, puede ser que actúen de alguna manera que a nosotros podría no gustarnos tanto cómo hijos. Sin embargo tenemos que entenderlas o tratar de expresarle lo que sentimos sin hacerles daño.

Loading...

Por otro lado si tu hijo ya esta algo grandecito

Definitivamente tienes que evitar mucho mas este tipo de acciones, ya que esto puede incomodarlo y tal vez en algunas ocasiones hasta pueda quedar mal con sus amigos y no creo que quieras que lo molesten en la escuela por parecer un hijito de mamá que no puede hacer las cosas por sí solo.

No sé si a ustedes les ha pasado, pero he visto muchos casos en los cuales la mamá sigue trantándo como bebé a su hijo de 40 años, no es por nada pero está bien que nuestras mamás nos amen demasiado, pero no hay que exagerar, lo único que faltaría es ver algo como la foto de arriba en la cual la mamá le este dando de comer en la boca a su hijito. Si eres mamá y haz notado que tratas de esta manera a tus hijos, te recomiendo que tomes en cuenta dejar de hacerlo, más aún si ya son mayores de edad, ya que les podrías hacer pasar un mal rato delante de sus amigos.

Una de las cosas que detestamos que hagan nuestras mamás es que revisen nuestras cosas o que nos espíen todo el rato.

 Conforme vamos creciendo, nosotros los hijos, deseamos tener un poco más de privacidad para hacer nuestras cosas con tranquilidad, si bien es cierto nuestras mamás están en todo su derecho y deber de vigilarnos cuando somos pequeños, por el debido cuidado que merecemos, pero cuando ya crecemos y entramos a la etapa de la adolescencia necesitamos un poco más de espacio, ya que es una etapa en la cual experimentamos diferentes cambios y empezamos a conocernos nosotros mismos y también a conocer a los demás. Si te has dado cuenta que estas actuando de esta manera, te recomiendo que evalúes un poco tu comportamiento y que trates de comprender un poco más a tus hijos, siempre y cuando no se trate de algo malo, debes dejarlos crecer libres de presiones, recuerda que en algún momento también tuviste esa edad y seguramente hubieron cosas que te hubiera gustado que tu mamá evite de hacer.

 También puede interesarte:

Loading...

Despeja tu mente

¿Cómo conquistar a la persona que te gusta?

¿Cómo llevar una buena relación?