Si bien es cierto todos tenemos problemas  en nuestras vidas, y debido a eso, nuestra autoestima tiende a modificarse considerablemente, muchas veces ingresando a un punto crítico en donde la depresión se hace parte de nosotros y nos puede arrastrar hacia un hoyo del cual muchas veces no podemos salir. Pero no te preocupes, debemos aprender a separar las cosas que nos hacen daño y empezar a trabajar en nuestras fortalezas para tener una autoestima mucho más fuerte y una vida mucho más saludable.

¿Cómo crees que está tu autoestima? Esa parte de tu personalidad con la que nacen tus sentimientos hacia ti misma necesitan el mismo cuidado que todo en tu vida. Sin embargo, en ocasiones no nos damos cuenta de todo lo bueno que tenemos o que somos, pues nos detienen nuestros complejos, los sentimientos de culpa y los pensamientos negativos hacia todo lo que somos, hacemos o dejamos de hacer. Aumentar la autoestima es fundamental para poder sentirnos bien con nosotras mismas.

¿Quieres mejorar tu autoestima? ¿Qué tal si buscas maneras para motivarte a ti misma?

Resalta tus éxitos y buenos atributos


Recuerda que todos somos únicos e inigualables y que no hay persona en el mundo que no tenga un plus diferencial, ya de por sí, sabiendo que somos personas únicas e irrepetibles te hace diferente, intenta encontrar fortalezas en tu vida que puedan resaltar tu personalidad y hacerte una persona mucho más especial. No te abrumes recordando lo mal que te portaste con tu hermano cuando ambos eran niños. Tampoco recuerdes lo mal que te veías con frenillos cuando tenías 12 años. Mejor trae a tu mente los comentarios positivos por tu excelente desempeño laboral. O recuerda cuanto aprecia tu hermano que lo ayudes a cuidar a tus sobrinos cuando tiene una cita de negocios.

Encuentra todas tus buenas cualidades y recuerda los éxitos que has logrado en tu vida, por pequeños que a ti te parezcan. Tener presentes esos buenos pensamientos te ayudará a valorar tu persona y elevar tu autoestima.

No te compares


Cada persona tiene sus propias cualidades y, por supuesto, tú no eres la excepción. Lo peor que podrías hacer con tu vida es idealizar a las demás personas como perfectas y querer ser como ellas en algún momento.  No te alarmes por esos atributos que quisieras tener, semejantes a los de las famosas. Mejor piensa en lo afortunada que eres de tener a tus seres queridos y a tus amigos.

Valora que tienes salud, que tus facultades mentales te hacen una persona inteligente. Recuerda las buenas oportunidades que tienes en tu vida y lo que aportas a los demás. Probablemente muchos envidiarán todo eso que tú tienes hoy y que quizás no valoras lo suficiente.

Encuentra la causa de tu falta de autoestima


Es posible que hayas tenido una niñez difícil, en la que sentías que nadie te prestaba atención y que los logros que podías conseguir eran mínimos ante los demás. ¿El sobre nombre con el que te llamaban en el colegio te hacía sentir menos que los demás? ¿eras muy gordito o demasiado flaco con relación a los demás niños de tu edad?

Es importante encontrar la causa de nuestros sentimientos negativos. Casi todos tenemos cosas de nuestra personalidad que no nos gusta. Pero eso no significa que debas centrarte todos los días en eso, pues a la larga eso solo te hará sentir mal. Trata de analizar de qué forma los pensamientos se relacionan con la manera de como ahora te sientes. A menudo esto puede ayudar a elevar tu autoestima.

Date el valor que te mereces


Esto tiene que ver con la forma en la cual tu te miras a ti misma. Te recomiendo que te pongas frente a un espejo y te dediques unos 10 minutos identificando cuales son las cualidades que más te resaltan. Si no reconoces cosas positivas en ti misma tendrías una pista de que, probablemente, tu autoestima no esté tan bien que digamos. Aveces ayuda anotar los defectos  que encuentras en tu persona, ya que al revisarlos nuevamente uno por uno puedes verificar si realmente se trata de un defecto, un error, o algo a cambiar. Puedes llegar a descubrir que, curiosamente, en algunos casos, lo que consideras negativo en ti misma es percibido como una cualidad en la gente que te rodea.

En todo caso, tú eres quien decide; solamente tú puedes saber si un aspecto de tu personalidad te hace feliz o no. No obstante, al realizar este análisis evita ser demasiado extremista contigo misma o de la crítica despiadada; ambas actitudes son igualmente perjudiciales. Aunque difícil, trata de ser objetiva y justa al momento de analizar tus defectos y virtudes.

No te ensañes en el pasado


Si hay algo que siempre nos hará daño es enfocarnos en las cosas pasadas, recuerda que cuando somos pequeños, no tenemos mucha conciencia acerca de la moda o las formas de lucir bien y a menudo todos tenemos una foto, la cual queremos desaparecer por lo graciosas o fatales que nos veíamos. Si tú también tienes algo que te avergüenza de tu pasado, déjalo ir. En la vida todos cometemos errores. Muchas veces esta situación tambien involucra nuestras formas de comportarnos, si alguna vez sientes que hiciste algo muy malo, por lo cual fuiste señalada, recuerda que cada día que pasa es una oportunidad para ser mejor, y si tu ya decidiste serlo, olvídate de ese pasado que te atormenta y enfócate en el presente y en la persona que quieres llegar a ser en un futuro.

Recomendaciones para mejorar la autoestima


  • Utiliza siempre respuestas positivas y afirmaciones para hacer notar y hacerte sentir que vales mucho. Cada persona en particular tiene un valor incalculable, algo que no se puede comprar o pagar con ninguna cantidad de dinero, debes ser consciente de que vales mucho más que eso.
  • Es muy fácil confundir la autoestima con la arrogancia, esta la sienten las personas que se creen superiores a los demás, un sentimiento que no es nada agradable para quienes lo están presenciando ya que resulta demasiado chocante.
  • Procura ponerte metas con la plena seguridad de que lograrás alcanzarlas, tu tienes que estar plenamente convencido de la capacidad que tienes para lograr lo que te propones.
  • Trata de reconocer tanto tus fortalezas como tus debilidades, no temas pedir ayuda si la llegas a necesitar, este no es ningún modo signo de debilidad, todo lo contrario, es fuerte quien sabe reconocer que no puede hacer algo solo y que aveces se necesita un poco de ayuda para lograr un propósito.
  • El optimismo hace que todo se vea mucho más sencillo de lo que en realidad es, por eso las personas optimistas son triunfadoras, ya que logran sus metas venciendo los obstáculos uno a uno y pensando siempre positivamente.
  • No dejes que la envidia y los celos se adueñen de tu vida, estos son dos sentimientos que pueden llegar a destruir tu vida y la de quienes te rodean. Cada persona tiene una manera de ser y de sentir, por lo tanto no hay que envidiar ni la manera de ser de quienes están a nuestro alrededor.
  • Es importante que recibas de manera sencilla y amigable los elogios que te hagan, seguramente don muy bien merecidos.

También puede interesarte:

Hombres bajo la sombra de mujeres asombrosas

Motivo por el cual terminan las parejas

Dedica tiempo y mucho amor para ti